Tratamiento de humedades

En la edificación, las patologías más frecuentes son debidas a las humedades de remonte capilar, meteórica (lluvias), por filtración o por condensación. Analizaremos cada caso en concreto y proponemos las soluciones adecuadas. Se pueden distinguir dos tipos de productos:

  • Mortero para tratamiento de humedades en muros y paredes contra la humedad de ascensión capilar. Evita la aparición de humedad y sales, siendo a la vez muy permeable al vapor del agua. Se puede aplicar tanto en interiores como en exteriores, siendo impermeable al agua de lluvia.
  • Mediante revestimiento impermeable elástico, ofreciendo un tratamiento antigoteras e impermeabilizan, pasable, flexible, no inflamable y listo al uso.

Impermeabilización

Morteros impermeabilizantes flexibles monocomponente, para impermeabilizaciones flexibles exteriores en soportes con pequeños movimientos y reparación de fisuras. Se puede aplicar a brocha o llana, no altera la potabilidad del agua y se puede revestir.

Reparación de hormigón

Morteros para reparación de hormigón en pequeños grosores y trabajos estructurales.

  • Acabado fino
  • No ofrecen retracción
  • Elevadas prestaciones mecánicas
  • Resistentes a ambientes agresivos
  • Armardos con fibras sin puente de adherencia.
  • Gran adherencia
  • Aplicación a llana o brocha

Anclaje

Morteros adhesivos impermeables para el anclaje de lanas minerales como sistema de aislamiento térmico-acústico. También para anclajes de elementos metálicos o para pequeñas reparaciones con propiedades expansivas y rapidez de fraguado (instantáneos).

También disponibles en versión NoMix, que permite su aplicación sin amasado previo.